UNA VUELTA A MI INFANCIA | Alejandro Finocchiaro

UNA VUELTA A MI INFANCIA

El Flecha no es el Maracaná, Wembley, ni la Bombonera. Sin embargo, les puedo asegurar que muchos cracks la rompieron en esta cancha. De esos que nunca salieron en la tapa de El Gráfico, como el Trinche Carlovich. Estoy seguro de que muchos de los que anduvieron por acá, de vez en cuando pasan un rato, como yo esta mañana, para recordar aquellos tiempos de pantalones cortos y rodillas peladas.

Esta mañana volví a sentir la emoción de tantas tardes de fulbito con amigos en el Parque Municipal Leandro N. Alem, ”Flecha” para nosotros los del barrio, en Lomas del Mirador, La Matanza.