Más de 70.000 personas visitaron el stand de la Feria del libro | Alejandro Finocchiaro

Más de 70.000 personas visitaron el stand de la Feria del libro

Visitar el Teatro Colón; escalar el Lanín; aprender a crear un personaje y luego escribir una historia; experimentar con la química, la paleontología y la astronomía son algunas de las actividades diseñadas por el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación para la 45° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires que se realizó desde el 25 de abril al 13 de mayo en La Rural. Durante los 20 días de Feria, más de 70.000 personas – entre docentes, estudiantes y familias- visitaron el stand y participaron de las diversas iniciativas que ofreció el Ministerio.

 

Educación contó con un espacio de realidad virtual en el cual el público accedió a un conjunto de videos filmados en 360 grados. Allí los espectadores aprendieron sobre el Teatro Colón, el volcán Lanín, hacer cálculos relacionados con los saltos en skate, vivenciar una intriga en la Biblioteca Nacional de Maestros o visitar la Península de Valdés, entre otros temas.

 

 

Ciencia llevó adelante “Fabriquita”, un espacio para concientizar de manera lúdica y creativa la apropiación de herramientas y conocimientos de diseño para la creación de nuevos juguetes. En uno de los talleres se armó un Caleidoscopio y en Geopalooza se construyó de manera colaborativa una estructura de encastre con goma Eva. En el Laboratorio de Química, estudiantes de carreras científicas realizaron charlas y experimentos para que los visitantes se conviertan en detectives científicos y descubran la ciencia que estudia las propiedades de la materia y sus transformaciones. En el sector Paleontología y Tierra de Dinos, grandes y chicos se acercaron a la ciencia que estudia la vida en el pasado a través de los restos fósiles. Por último, en el sector Astronomía, el público se sumergió en el mundo de los astros y las nuevas tecnologías inclusivas para acceder a los mapas celestes.

 

 

Por su parte, la propuesta de Cultura incluyó talleres infantiles para adolescentes y jóvenes; actividades para pequeños creativos; encuentros de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP), el Instituto Nacional de la Música (INAMU) y la Biblioteca Nacional; charlas de literatura y lecturas en vivo; enseñanza en la utilización de redes sociales; mesa de escritores y talleres de diseño e ilustración, entre otras actividades.