La educación es la principal fuente creadora de futuro | Alejandro Finocchiaro

La educación es la principal fuente creadora de futuro

Por: Alejandro Finocchiaro

 

Ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación

 

En la última semana, algunos reconocidos analistas demandaban políticas a largo plazo para actualizar los planes de estudio en función de las nuevas tecnologías y sus requerimientos. Seguramente en la vorágine de esos días, donde la atención de los medios estuvo enfocada en cuestiones gremiales que no colaboraron para un correcto inicio del ciclo lectivo 2019, quedó fuera de foco lo verdaderamente importante: considerar las políticas públicas que están en desarrollo, y visibilizar aquellas iniciativas de vanguardia que garantizan más oportunidades para nuestros chicos y chicas.

 

A pesar de que la reforma educativa de 2007 estableció la necesidad de desarrollar las competencias necesarias para el manejo de los nuevos lenguajes producidos por las tecnologías de la información y la comunicación, hasta hace poco esto era una cuenta pendiente, sin un plan nacional que abordara con profundidad la problemática de la inequidad en la alfabetización digital. Por eso desarrollamos Aprender Conectados, un programa integral para toda la educación obligatoria -que alcanza a casi 8 millones de estudiantes782.380 docentes y 43.411 unidades educativas- para que nuestros alumnos sean capaces de entender críticamente y dominar las tecnologías, para convertirse en protagonistas de una sociedad en permanente transformación y cada vez más dependiente de sistemas digitales.

 

Es una política estratégica de alfabetización digital, que trasciende futuras gestiones y constituye un avance en la definición de los contenidos a enseñar en todo el país: formalizó la integración de saberes fundamentales relacionados con las nuevas tecnologías a la educación obligatoria. Este paso fundamental se logró con la aprobación de los contenidos curriculares de educación digital, programación y robótica indispensables para todos los estudiantes, desde sala de 4 años hasta la finalización de la secundaria.

 

Este hito para la educación del futuro se concretó en 2018, con la aprobación del Consejo Federal de Educación, conformado por los ministros de todas las provincias, luego de un proceso de construcción de casi tres años, que incluyó una consulta nacional con académicos, expertos internacionales y equipos provinciales. Es una experiencia sin precedentes en toda la región que está al nivel de los países más desarrollados. Para ello, el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación trabajó con algunas de las naciones más avanzadas en este tema como Suecia, Finlandia, Australia e Inglaterra, tanto en el análisis de sus planes y reformas, como en el intercambio con sus pares educativos. Su particularidad radica en la fortaleza estratégica, ya que definimos cuáles son los contenidos y saberes indispensables que hay que promover entre los estudiantes; seleccionamos tecnología de vanguardia para apoyar el desarrollo de esos contenidos; y diseñamos una cantidad exponencial de recursos educativos y cursos de formación docente.

 

Desde el Gobierno Nacional queremos transformar el futuro del país y para eso estamos convirtiendo a las escuelas en nodos de alfabetización digital, llevando conectividad a los lugares más remotos, entregando equipamiento actualizado y diversificado, capacitando a docentes y produciendo contenidos pedagógicos en formatos actuales y emergentes. Abarcando desde el nivel inicial -al acompañar a los más pequeños en una experiencia de alfabetización digital- hasta la escuela secundaria, al pensar en las capacidades que los futuros empleos requerirán de ellos. Para eso, hemos desarrollado nuevas orientaciones para la educación secundaria, como Bachillerato en Robótica y Programación, y Tecnicatura en Ciencia de Datos e Inteligencia Artificial. Esto no es una promesa a futuro sino una realidad que ya llegó a nuestras escuelas. Desde hace 2 años empezamos a entregar en escuelas primarias y secundarias tecnología educativa orientada a la programación y la robótica: drones, impresoras 3D, robots terrestres, laboratorios digitales, computadoras educativas y otros recursos que ya impactaron en las experiencias educativas de más de un millón y medio de nuestros alumnos y alumnas. Gracias a esto, hoy tenemos huertas de escuelas rurales con sistemas de riego automatizados diseñados por estudiantes, monitoreo de flora cordillerana con drones y alumnos que realizan prótesis, biorréplicas y férulas con impresiones 3D para centros de salud, como es el caso del Hospital Interzonal Especializado Materno Infantil. Muchos de los docentes detrás de estos proyectos fueron premiados por el Ministerio, con la mención Docentes Innovadores.

 

La integración de Aprender Conectados desde la sala de 4 años incorpora, por primera vez en nuestra historia la alfabetización digital en la educación inicial, llevando tecnología y contenidos digitales a 1.198.021 estudiantes y 81.676 docentes, de más de 16.000 escuelas. Los primeros años de vida son un período clave en el desarrollo de cada niña y niño, que influyen significativamente en su posterior trayectoria personal y educativa. Esto implica equiparar los puntos de partida desde el inicio de la experiencia de vida, garantizando mayores oportunidades para todos, especialmente para las niñas y los niños en situación de vulnerabilidad. En una entrega de equipamiento y recursos educativos sin precedente, en este ciclo lectivo enviaremos aulas digitales móviles con recursos para el aprendizaje de robótica y programación al 100% de los jardines estatales de nuestro país. El 98% de las escuelas primarias argentinas tienen aulas digitales móviles y a fin de 2019 se completará casi el 80% de las escuelas secundarias, junto con la entrega de kits de robótica y programación. Además, ya conectamos 11.000 escuelas a internet, incluidas 3500 de modalidad rural, con una red apta para uso educativo y, para fines de 2019, habremos provisto de conectividad a centros educativos para alcanzar al 60% de los alumnos de escuelas estatales.

 

El Plan lleva a las escuelas una oferta de contenidos de calidad, por su anclaje en los nuevos saberes curriculares y por su pertinencia en relación a los intereses de los niños y jóvenes de hoy. Estamos a semanas del lanzamiento de las Series Educativas Aprender Conectados, primera colección nacional de aprendizaje sistematizado orientado a la educación digital, la programación y la robótica, en formatos amigables, incluyendo dibujos animados y videojuegos. El Plan llega a las escuelas con propuestas que convocan a aprender, en un marco de creatividad, innovación y colaboración. Es el caso de la primera Maratón Nacional de Programación y Robótica, en 2018, en la que participaron escuelas estatales de todas las provincias y que este año tendrá su segunda edición. Gracias a este certamen, los 3 equipos ganadores, de la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Santiago del Estero y San Juan, fueron premiados con una formación en la Universidad de California.

 

La propuesta también atiende a la equidad de género, a través de Mujeres Programadoras, iniciativa que fortalece las habilidades y el potencial laboral en un sector que hoy es ocupado mayoritariamente por hombres. La educación, el desarrollo productivo y el diseño de políticas públicas a mediano y largo plazo, son los pilares para asegurar una Argentina más equitativa y sostenible. Queremos que cada niña, niño y joven de nuestro país pueda construir la vida con la que se atrevió a soñar.