Se entregaron los premios Distinción al Investigador de la Nación 2017 | Alejandro Finocchiaro

Se entregaron los premios Distinción al Investigador de la Nación 2017

La Distinción Investigador de la Nación 2017 fue otorgada al bioquímico Diego de Mendoza, quien es reconocido internacionalmente por sus contribuciones al estudio de la biosíntesis y la función de lípidos en bacterias. En la ceremonia realizada en el Museo de Casa Rosada también se entregaron los premios Houssay, Houssay Trayectoria, Jorge Sabato y Fidel A. Roig, con participación del presidente de la República, Mauricio Macri, el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro, y el secretario de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao.

 

 

En ese marco, Macri afirmó: “Quiero destacar de Diego, como de muchos otros que están hoy aquí, no sólo su dedicación y pasión, sino especialmente su legado. Esa vocación y esfuerzo puestos en formar a las nuevas generaciones de científicos, de alimentar los sueños de los más jóvenes e impulsarlos a quedarse acá, poniendo en marcha su talento y su potencial en la Argentina”.

 

 

“Algo de similar importancia ocurrió hace pocos días, con el lanzamiento del nuevo satélite SAOCOM 1A, en el que trabajaron cerca de 700 personas. Un satélite que a la vez genera trabajo y oportunidades, que es lo que nos preocupa a todos, y que tiene la capacidad de medir la humedad del suelo, que será una información muy valiosa para dar impulso al sector agroindustrial”, agregó.

 

 

Por su parte, Finocchiaro señaló: “Hoy estamos reconociendo a quienes no se quedaron solo con lo que sabían, sino que siguieron a su curiosidad e indagaron más allá hasta encontrar respuestas. Somos un país con recursos humanos valiosos, creativos, entusiastas y con una rica historia de descubrimientos científicos, por eso agradezco a los investigadores que trabajan por el progreso de nuestra Argentina”.

 

A su turno, Barañao consideró: “Hay que acoplar eficientemente la generación de conocimiento con la generación de riqueza, y eso requiere acciones deliberadas en consonancia con aquello que Sabato comprendía como un triángulo virtuoso entre Gobierno, Academia y empresas. Por eso, debemos avanzar para que la inversión que se está haciendo en investigación básica se acople efectivamente con el sistema productivo y así pueda mejorar la calidad de vida de la gente”.

 

 

Luego, el secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Jorge Aguado, declaró: “Para nosotros esta instancia, además de premiar a los investigadores, sirve para ratificar nuestro apoyo a la Ciencia y a la Tecnología como dos aspectos fundamentales alineados con los grandes objetivos del Gobierno, entre los que se encuentra generar empleo para todos los argentinos”.

 

 

La Distinción Investigador/a de la Nación destaca a través de los premios Houssay, Houssay Trayectoria y Jorge Sabato a los científicos que han contribuído a lo largo de su carrera a la producción de nuevos conocimientos, al desarrollo de innovaciones tecnológicas de impacto social y económico, a la promoción de la transferencia de conocimiento, y a la formación de recursos humanos.

 

 

En esta oportunidad, resultó seleccionado como Investigador de la Nación el doctor Diego de Mendoza, por su trascendental labor en la instrucción de discípulos y la creación de centros de investigación ─entre ellos, el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR)─, y una extensa producción bibliográfica. A su vez, el grupo que dirige es considerado uno de los líderes mundiales en el estudio del metabolismo de lípidos en bacterias Gram positivas.

 

 

De Mendoza es doctor en Bioquímica por la Universidad Nacional de Tucumán y se desempeña como investigador superior del CONICET y profesor titular de Microbiología en la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Realizó un entrenamiento post-doctoral en la Universidad de Illinois en Urbana (Estados Unidos), y publicó sus trabajos (originales y revisiones) en revistas de gran prestigio, como Developmental Cell, EMBO Journal, PNAS, Current Biology, Journal of Biological Chemistry, utilizando una aproximación multidisciplinaria de genética, biología celular, molecular, estructural, computacional y biofísica.

 

 

Asimismo, la importancia de sus trabajos se refleja en un alto número de citaciones e invitaciones a simposios y congresos nacionales e internacionales. Entre sus galardones, se encuentran el Premio Bernardo Houssay de 1987 y el premio Houssay para grupos consolidados de 2007; la Beca Antorchas a la Trayectoria Científica de 1999; el premio Fundación Konex en Ciencia y Tecnología-Biología Molecular y Citología (1993-2002), y fue nombrado Ciudadano Distinguido de la Ciudad de Rosario por el Consejo Municipal en 2011.

 

 

La Distinción al Investigador/a de la Nación consta de un diploma, una medalla de oro y la suma de 1 millón de pesos; en tanto, se distribuyen más de 1,5 millones de pesos entre las restantes categorías. Los premiados se definen a partir de una nómina en orden de mérito, confeccionada por un Consejo Asesor integrado por personalidades de reconocida trayectoria en el sector científico y académico, que actúa como órgano de consulta acerca de las bases y condiciones elaboradas por la Secretaría. Luego, el Poder Ejecutivo Nacional escoge entre los ganadores de los Premios Houssay Trayectoria al Investigador/a de la Nación.

 

 

Los Premios Houssay Trayectoria 2017 fueron otorgados al Dr. Jorge Chirife (Área Ingenierías, Arquitectura e Informática), a la Dra. Alicia Fernández Cirelli (Área Ciencias y Tecnologías Ambientales), a la Dra. Hebe Vessuri (Área Ciencias Humanas) y al Dr. Diego de Mendoza(Área Ciencias de la Salud).

 

Los Premios Houssay 2017 los ganaron la Dra. Juliana Cassataro (Área Ciencias de la Salud), el Dr. Pablo Ribotta (Área Ingenierías, Arquitectura e Informática), el Dr. Lucas Garibaldi (Área Ciencias y Tecnologías Ambientales), y el Dr. Andrés Bisso (Área Ciencias Humanas).

 

El Premio Jorge Sabato 2017 lo obtuvo el Dr. Carlos Muravchik, cuya labor se focaliza en el procesamiento de señales aplicadas al desarrollo de tecnologías para diversas áreas, como medicina, meteorología y espacial.

 

 

El Premio Fidel Roig, dirigido a grupos de investigación que hayan implementado acciones de transferencia en iniciativas vinculadas con el uso sustentable de la biodiversidad, fue para el Programa de Documentación, Conservación y Valoración de la Flora Nativa (PRODOCOVA) de la Universidad Nacional del Litoral. El equipo, conformado por docentes-investigadores de diversas disciplinas, se dedica al estudio de la flora nativa y en especial de aquella con interés agronómico.

 

 

El secretario Aguado hizo entrega del Premio Mecenas a L’Oréal Argentina que realiza junto con UNESCO desde hace 12 años el Premio Nacional “Por las Mujeres en la Ciencia”, con el propósito de consolidar el papel de la mujer en la búsqueda de soluciones científicas a las problemáticas del nuevo milenio. El Premio Mecenas está destinado a las instituciones que de manera sostenida han apoyado la labor en ciencia y tecnología en nuestro país.

 

 

Sobre el Investigador de la Nación 2017

 

Diego de Mendoza es doctor en Bioquímica egresado de la Universidad Nacional de Tucumán, investigador superior del CONICET y profesor titular de Microbiología en la Universidad Nacional de Rosario. Fue uno de los creadores del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR), además de ser su primer director. En ese ámbito impulsó el perfeccionamiento de numerosos jóvenes científicos y conformó un grupo de trabajo que realizó importantes estudios para el entendimiento básico del metabolismo de bacterias, procesos biotecnológicos y el desarrollo de nuevos agentes microbianos.

 

 

Al recibir la Distinción Investigador de la Nación, el bioquímico expresó: “Para mí es un honor muy grande ser reconocido por los pares que evaluaron mi trabajo. Me siento muy feliz y agradezco que se siga dando este premio”.

 

 

“Yo hice mi tesis doctoral en la Universidad de Tucumán, trabajando en Endocrinología y lo hice en la peor época, en la del Operativo Independencia y el proceso militar. En ese tiempo veía que para hacer una investigación de punta uno tenía que tratar de buscar un tema que no sea demasiado competitivo ni excesivamente costoso, por lo que decidí irme a Estados Unidos. Sin embargo, cuando el país recuperó la democracia fue que decidí regresar a la Argentina”, recordó De Mendoza.

 

 

A lo largo de su carrera De Mendoza ha recibido numerosos reconocimientos, entre los cuales se encuentran: el Premio Bernardo Houssay en 1987 y el premio Houssay de la Secretaría de Ciencia y Tecnología para grupos consolidados en 2007, la Beca Antorchas a la Trayectoria Científica en 1999 y el premio Fundación Konex en Ciencia y Tecnología ─ Biología Molecular y Citología (1993-2002).