Finocchiaro y Barbieri conmemoraron el Centenario de la Reforma Universitaria | Alejandro Finocchiaro

Finocchiaro y Barbieri conmemoraron el Centenario de la Reforma Universitaria

El Ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, la secretaria de Políticas Universitarias, Danya Tavela, y el rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Barbieri, participaron de un acto de conmemoración del Centenario de la Reforma Universitaria.
Antes del acto, las autoridades reinauguraron un trailer odontológico y recorrieron las instalaciones de la Facultad de Odontología de la universidad, única en el mundo por su equipamiento, tecnología aplicada y cantidad de estudiantes.

Durante el acto central “100 Años de la Reforma Universitaria” en el aula magna, Alejandro Finocchiaro expresó: “La universidad pública la sostenemos nosotros, todos los ciudadanos. Por eso, en este lugar nos tenemos que preguntar para quién hacemos lo que estamos haciendo. Tenemos que tener un compromiso ético y moral porque lo hacemos para cada uno de los argentinos”.

 

Luego, aseguró: “Ahora bien, nos quedan dolores. Son los desafíos que tenemos que encarar en el año 2018. La Reforma Universitaria nos dio igualdad de oportunidades: cualquier persona puede anotarse y estudiar en la universidad pública argentina. Pero a esa igualdad de oportunidades le tenemos que generar igualdad de posibilidades. La verdadera equidad no es que una persona ingrese en la universidad: es que se gradúe y, con su compromiso social, moral y ético, haga más grande a la República”.

 

Hacia el final de la actividad, el Ministro de Educación afirmó: “Muchas veces pensamos en el futuro con temor. El futuro es algo que tenemos que construir todos juntos. En esa construcción, en esa invención del futuro, la universidad pública tiene mucho para decir, para construir y mucho para incluir”.

Por su parte, Barbieri comentó: “Cambia la ciencia, cambia la tecnología, cambian las nuevas realidades profesionales pero lo que no cambian son los principios éticos y morales. La universidad abierta a la comunidad y abierta a las necesidades del tejido social. Esto hace que defendamos en nuestras intervenciones a partir de las tres áreas fundamentales que marcan nuestro estatuto universitario: el mejor nivel académico, la mejor investigación y generación de conocimiento, y la extensión de ese conocimiento a los sectores más vulnerables”.